Asador Casa Juan

Los mejores platos y consejos de cocina

Receta de espinacas con garbanzos

Los garbanzos con espinacas es otro de los platos típicos de nuestro país que se elabora con legumbres. Todavía no he encontrado a alguien que no le guste este plato, incluso los que no son muy aficionados a las verduras les encantan.

Lo bueno de las legumbres, es que casan con todo, carnes, pescados, verduras, todo le va bien. En este caso, se combinan los garbanzos con espinacas frescas y tiernas.

Receta de espinacas con garbanzos

Aunque no te gusten mucho las espinacas, el refrito de ajos y pimentón que los acompaña, te encantará y camuflará su sabor. No se tarda nada en hacerlo (si usas los garbanzos cocidos) y resulta un plato muy reconfortante cuando el frío llega.

Seguro que hay muchas formas de hacerlo, esta es la mía:

Tiempo de preparación: 5 minutos

Tiempo de cocción: 15 minutos

Tiempo total: 20 minutos

INGREDIENTES PARA 4 PERSONAS

  • Aceite de oliva virgen extra
  • 12 dientes de ajo
  • 3 cucharadas de pimentón dulce
  • 250 gr de espinacas
  • 125 ml de agua
  • 650 gr de garbanzos cocidos
  • Sal (opcional)

PREPARACIÓN

Empezamos pelando los ajos y cortándolos en láminas. Ponemos una sartén grande a fuego medio con un chorrito de aceite y añadimos los ajos picados para que se sofrían durante unos minutos, hasta que estén dorados. Cuidado con dejarlos demasiado, ya que se pueden quemar enseguida.

Cuando cojan color, añadimos el pimentón y lo removemos para que se reparta. Incluimos las espinacas picadas groseramente también.

Vertemos el agua y sal a nuestro gusto, y dejamos que se cuezan durante unos 5 minutos, simplemente para que las espinacas se ablanden.

Mientras tanto, enjuagamos los garbanzos y los escurrimos bien. Cuando las espinacas estén blandas, añadimos los garbanzos ya cocidos y removemos todos los ingredientes.

Se puede añadir más aceite si vemos que está un poco seco, o más pimentón y sal. Dejamos que se cocine todo durante 5 minutos más antes de servirlo.

Lo servimos en caliente.

Notas.

Para hacer el proceso más rápido, hemos utilizado espinacas frescas y garbanzos cocidos. Si quieres hacer la receta de un modo tradicional, puedes poner en remojo los garbanzos la noche antes y cocerlos durante unas 3 horas al día siguiente. Las espinacas también pueden ser congeladas.

También se puede añadir un trozo de chorizo o panceta para hacer este plato mucho más suntuoso y consistente.

El sabor a ajo es imprescindible, pero quizás no seas muy partidario de este ingredientes. Puedes reducir la cantidad si así lo deseas, así como añadir alguna otra especia o hierba aromática que quieras.