Asador Casa Juan

Los mejores platos y consejos de cocina

Cómo hacer galletas de avena y chocolate

Esta receta está dedicada a todos aquellos que cogen una galleta de avena con "chips de chocolate" y le dan un mordisco antes de darse cuenta de que no es chocolate, sino pasas. Esas galletas han engañado a miles de personas, yo me incluyo.

¡No más pasas! ¡Queremos chocolate! Unos chips de chocolate delicioso. Y si quieres más recetas de galletas de avena, en la web http://galletasdeavena.es tienes donde elegir.

Cómo hacer galletas de avena y chocolate

Estas cookies de avena son mis favoritas. Básicamente me encanta la textura que tienen, bordes crujientes y centros húmedos. Las hago y desaparecen en 10 minutos.

Ingredientes necesarios para hacer 18 galletas:

  • 115 gr de mantequilla sin sal, a temperatura ambiente
  • 200 gr de azúcar moreno
  • 1 huevo grande, a temperatura ambiente
  • 2 cucharaditas de extracto de vainilla
  • 20 gr de melaza o miel
  • 140 gr de copos de avena
  • 125 gr de harina
  • 1/2 cucharadita de canela molida
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato
  • 1/4 cucharadita de sal
  • 1 y 1/2 taza de pepitas de chocolate

Indicaciones:

En esta ocasión, vamos a utilizar una batidora de pie o amasadora con el accesorio pala para mezclar la mantequilla y el azúcar moreno. Lo haremos a una velocidad media (5-6) durante unos minutos, hasta que estén bien integrados.

Incorporamos el huevo y continuamos mezclando los ingredientes hasta que estén perfectamente integrados, aproximadamente 1 minuto. Si es necesario, apaga la batidora y rebaña los bordes del bol para que se mezcle todo.

Es el momento de añadir la vainilla y la miel, sin dejar de mezclar a la misma velocidad. Cuando esté todo bien integrado, lo dejamos un momento para preparar los ingredientes secos.

En otro recipiente, mezclamos la avena, la harina, la canela, el bicarbonato y la sal. En 3 veces, añadimos los ingredientes secos a los líquidos, mezclando todo justo unos segundos a baja velocidad.

Por último, añadimos las pepitas de chocolate y lo mezclamos unos segundos más, esta vez a mano, con una espátula y movimientos envolventes.

Tapamos el recipiente con film y lo introducimos en el frigorífico durante 30-60 minutos.

15 minutos antes, calentamos el horno a 160° C y preparamos una bandeja antiadherente o forrada de papel vegetal.

Sacamos la masa de la nevera y cogemos una cucharada y media por galleta. Lo disponemos en la bandeja pero sin que las masas se toquen. Puede que sea necesario varias tandas de horneado para toda la masa.

Horneamos la galleta durante 10-11 minutos, hasta que se dore muy ligeramente por los lados. El centro estará muy tierno, pero no importa, ya que al enfriarse se endurecerá. sacamos las galletas y dejamos que enfríen durante 5 minutos antes de transferirlas a una rejilla para que enfríen completamente.

Las galletas pueden durar hasta 1 semana a temperatura ambiente. También puedes hacer la masa y guardarla en el frigorífico durante 4 días. Las galletas horneadas se congelan bien, hasta tres meses en un recipiente hermético.