Asador Casa Juan

Los mejores platos y consejos de cocina

Chuletón de buey a la parrilla con ensalada

No hay nada como la carne para asarla a la barbacoa, pero en el Asador también hemos hecho otras recetas no tan comunes, como esta de aquí.

Estas chuletas de buey tienen un corte característico con un hueso en forma de T (conocidas por su nombre en inglés T-bone) que incluyen parte del solomillo y lo mejor del lomo, por eso son tan caros, pues es la mejor pieza de la res.

Chuletón de buey a la parrilla con ensalada

Vale la pena el gasto, pero sólo si lo cocinamos bien. Para ello, basta con tenerlo unos pocos minutos en la parrilla a fuego vivo. Dejarlo más tiempo sería un desperdicio. Aquí te decimos cómo lo hacemos nosotros.

Ingredientes para 4 personas

  • 2 chuletones de buey de la parte de la riñonada de aproximadamente 2 centímetros de grosor
  • Unos granos de pimienta negra sin moler
  • 4 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 limón
  • Sal, al gusto

Para la ensalada:

  • 2 pepino
  • 4 tomates
  • 2 cebollas pequeñas
  • 6 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 2 cucharadas de vinagre
  • sal, al gusto
  • 2 cucharaditas de mostaza

Preparación

Vamos a utilizar unos granos de pimienta negra para triturarlos, porque el sabor de la pimienta recién triturada es mejor que la que está ya molida. Le añadimos 4 cucharadas de aceite de oliva y el zumo de un limón. Con esta mezcla untamos bien la carne por los dos lados.

Dejamos que repose de 2 a 4 horas, dándole la vuelta de vez en cuando, y pasado el tiempo, vamos calentando la parrilla a fuego fuerte.

Cuando haya cogido suficiente temperatura, colocamos los dos chuletones en la parrilla, dejando que se asen durante 3 minutos por cada lado para hacerlos al punto. Si te gusta más hechos, déjalo unos pocos minutos más, pero ten en cuenta que se quedará más seco.

Lo sazonamos con sal y lo ponemos en una fuente para servirlo.

Mientras tanto, podemos hacer la ensalada. Lavamos y cortamos los pepinos en rodajas, y los tomates les quitamos el rabo y los partimos por la mitad. Las cebollas las pelamos y las cortamos en aros.

Preparamos el aliño disolviendo la mostaza con dos cucharada de vinagre, añadimos la sal, y por último el aceite de oliva y 2 cucharadas de agua. Lo batimos todo bien con un tenedor hasta que emulsione y espese.

Servimos los chuletones acompañados de la ensalada aliñada. Una vez hecha la carne, podemos cortarla en las porciones que queramos, así perderá menos jugos y tendrá un mejor aspecto. La sal también hay que añadirla al final, pues así el chuletón quedará más suculento.

Además de la ensalada, también podemos servir el chuletón con unas patatas panaderas o fritas, en el caso de que los comensales tengan buen comer.