Asador Casa Juan

Los mejores platos y consejos de cocina

Cabrito asado

La carne de cabra a menudo se considera dura y correosa, necesitando largas cocciones. Esto es cierto en el caso de las cabras adultas, pero la carne de un animal joven, un cabrito que ha sido alimentado con la leche materna y luego ha pastado libremente durante un par de meses, es increíblemente suave y tierna.

El sabor del cabrito es similar al del cordero lechal. No necesita más cocción que el cordero y es muy versátil, va con todo, desde judías verdes, hasta tomates y hierbas (especialmente el tomillo), pasando por las socorridas patatas panaderas.

Cabrito asado

Ingredientes que vamos a necesitar

  • 1 pata de cabrito
  • Medio vaso de vino
  • 3 cebollas
  • 1 cabeza de ajos
  • 2 ramas de tomillo
  • 1 cucharadita de maizena
  • 1 hoja de laurel
  • 5 granos de pimienta negra
  • 3 clavos
  • Aceite de oliva
  • Orégano
  • Sal

Procedimiento

Limpiamos la pata de cabrito, la secamos y lo sazonamos bien por fuera. Después espolvoreamos orégano por encima y la colocamos sobre una bandeja para el horno, junto con el vino, las cebollas peladas y cortadas en cuartos, la cabeza de ajos entera, las ramas de tomillo, la hoja de laurel, los clavos y los granos de pimienta.

Dejamos el cabrito cubierto de esta manera durante 24 horas, dándole la vuelta de vez en cuando para que esté cubierto por completo.

Después de ese tiempo, sacamos la pierna y la ponemos en una cazuela al fuego con un poco de aceite, para que se vaya dorando ligeramente, y le añadimos todo el jugo anterior.

Dejamos que cueza todo junto, y cuando le quede poco tiempo para terminar la cocción, lo ponemos todo en una bandeja para el horno y lo introducimos en él, precalentado a una temperatura de 200º C, para que se termine de dorar por la parte de arriba.

No hay que dejarlo mucho, o lo sobrecocinaremos y quedará seco. Dejamos la pierna en el horno (con la puerta abierta) y mientras tanto, colamos el caldo y lo ponemos a cocer en una cazuela hasta que hierva.

Le añadimos la maicena disuelta en un poco de agua y dejamos que cueza durante unos minutos, hasta que vaya espesando.

Servimos la pata de cabrito con la salsa aparte para que cada uno se añada lo que quiera. También le podemos poner una guarnición de patatas panaderas o verduritas asadas.

Y de postre, no te pierdas esta receta de arroz con leche al estilo asturiano, que está delicioso.